El concepto de la Anti-moda

Empezar una semana dedicada a la Moda con un artículo sobre Anti-moda, parece algo un poco pretencioso, o puede que no, porque igual que se dice que no hay bien sino hay mal, o cielo sin infierno, es muy probable que no existiese Moda, sin la Anti-moda.
De un modo general.

El concepto de Anti-moda es algo que lleva siendo algo innegable más o menos desde los últimos años de los 70, hasta nuestros días, teniendo probablemente el momento de mayor auge en la década de los 90, después de esa década de exageración, excesos y barroquismos que fueron los años 80 especialmente en el mundo de la Moda, de la mano de diseñadores tan reconocidos como Jean-Paul Gaultier o Vivienne Westwood.

El concepto de Anti-moda, empezó a extenderse de manera increíble, y a una velocidad alarmante. No sólo por gente que tomó el camino de la Anti-moda como algo a seguir, sino que llegó a un punto donde al mismo tiempo que las semanas internacionales de la Moda, se empezaron a crear los ‘Anti-fashion Shows’, es decir, pasarelas de Moda sobre la Anti-moda.
Es el mismo concepto, para entenderlo, como el de los premios Anti-óscar, los Razzies.

Es imposible hablar del concepto de Anti-moda sin hablar de una de las personas  que más ha investigado y trabajado sobre este tema, el Antropólogo de origen Americano Ted Polhemus cuyo libroFashion & Anti-fashion: Anthropology of Clothing and Adornment’ escrito en conjunto con Lynn Procter, que fue su primera publicación al respecto, en el año 1978, y en cual hace un estudio del concepto de la Anti-moda en comparación y relación con el mundo de la Moda. Y su segundo libro sobre la misma temática titulado ‘Fashion & Anti-fashion: Exploring adornment and dress from an anthropological perspective’ publicado en el año 2011, donde sigue con las mismas pautas del primero.

De esa primera publicación conjunta, sacamos lo que podríamos considerar como una definición de un concepto tan complicado como es la Anti-moda, casi igual de complejo y de abstracto como es la Moda en sí.

“With the exception of the unfashionable (those who can’t keep up with fashion change but would like to), anti-fashion refers to all styles of adornment which fall outside the organised system or systems of fashion change.”

 Así el concepto es sencillo, Anti-moda es toda aquella ‘moda’, todo aquel estilo o toda aquella persona que decide de una manera consciente y voluntaria, dejar de lado el mundo de la Moda, para no sentirse subyugados y limitados por su normativa y por algo tan asfixiante pero a la vez efímero como son las tendencias, las temporadas o los ‘must haves’ del mundo de la Moda.

Explicado así es un movimiento sencillo, todo lo que no entre dentro del sistema de la Moda, no es Moda y se convierte en Anti-moda, y fin de la historia. Pero si hay algo que describe el mundo de la Moda es que nunca nada es tan sencillo como parece, eso, y que es un mundo plagado de contradicciones.

La Moda, sus sistemas y su mundo, están con constante cambio, así como en constante movimiento, y eso es algo que no puede ser negado. Está siendo variada constantemente, cada minuto, mientras lees éstas líneas. No sólo porque cada temporada debe de ser cambiada cada pocos meses y siempre se nos está bombardeando con nuevas prendas que deben ser llevadas, colores que deben llenar nuestra armario, o tendencias que no podemos ignorar si queremos estar a la última. Ese concepto de estar a la última, que está completamente ligado con el sistema de Fast Fashion y la sociedad de consumo, provoca que el ritmo de vida del mundo de la Moda sea completamente vertiginoso, que algo odiado hoy sea amado al día siguiente. Que algo que hizo estragos hace un mes, sea completamente obsoleto y olvidado al poco tiempo después.

Como conclusión, esto provoca que los puntos de inspiración cambien, al igual que cambian los conceptos y eso ocurre un poco con la Anti-Moda.

En palabras del antropólogo Ted Polhemus, dice que lo único que puede ya decir al respecto de la Moda y la Anti-moda, palabras dichas en el año 2011 que fue cuando se publicó su segundo libro al respecto, es que ya no hay nada claro. Como si las barreras se han difuminado, y cosas tan claras como la Moda y sus sistemas de cambio ya no son tan fáciles de distinguir de la contracultura de la Anti-moda, porque se ha llegado a un punto que es realmente muy complicado saber dónde empieza la Moda y donde termina, acabándose por convertirse en Anti-Moda, y viceversa.

Quizá el ejemplo más claro de esto, sean los movimientos de carácter urbano. Por ejemplo el movimiento Punk, que fue erigido y creado como un movimiento Anti-moda, dentro del concepto de que el Punk era un movimiento anti-todo. Anti-sistema, anti-norma, anti-todo. Igual que el Punk, pero una década más tarde, el movimiento Grunge también se concibió como un movimiento Anti-moda. Pero ahora, décadas después de que estos movimientos fuesen creados, podemos ver como el sistema de Moda se ha apoderado de los conceptos estéticos tanto del Punk como del Grunge para convertirlos en tendencia de Moda, haciendo que cosas que antes fueron creadas y llevadas como una manera de subversión y de rechazo a un sistema del cual gente que seguía cualquiera de estos dos movimientos no se sentían parte, ahora se han convertido en piezas de reclamo e instrumentos de creación para grandes diseñadores de talla internacional.

Ya no estamos en los años 90, después de la resaca de lamé y falso cuero que fueron los 80. Ahora mismo, y casi no solo dentro del mundo de la Moda, estamos en la época del todo vale, y quizá en los 90, después de venir de una década como las de los 80, el concepto de una Anti-moda era mucho más sencillo y más claro de entender, y puede que tuviese más sentido. Pero ahora por ejemplo, una persona que ha decidido salirse del sistema de la Moda y sólo consumir por ejemplo ropas de segunda mano o ropa de confección propia, puede acabar siendo un icono de tendencia, incluso más que una persona que esté dentro del mundo de la Moda, y la siga a rajatabla.

Como conclusión, sí, la Anti-Moda es todo aquello que se sale de los parámetros y límites de la Moda, pero el problema ahora recae en… ¿Dónde están esos límites ahora?

fuente fotográfica: streetcarnage.com

3 pensamientos en “El concepto de la Anti-moda

  1. Pingback: Fin de la Semana de la Moda | triángulo magazine

  2. Pingback: El hecho social de Émile Durkheim y la Moda | triángulo magazine

  3. Pingback: Moda en Valparaíso: ¿existe tal cosa? | Puerto en Boga

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s